Bolsonaro aseguró que las Fuerzas Armadas podrían salir a las calles en caso de que se genere caos por las medidas restrictivas

El jefe de Estado subrayó que, si es necesario, convocará al Ejército para “restablecer el artículo 5 de la Constitución”, que hace referencia a los derechos individuales de la población, como la libre circulación o la libertad religiosa.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó que las Fuerzas Armadas podrían salir a las calles del país para garantizar el orden si las medidas restrictivas tomadas por alcaldes y gobernadores contra el COVID-10 promueven lo que llamó el “caos”.
En una entrevista con TV Crítica de Amazonas, el jefe de Estado subrayó que, si es necesario, convocará al Ejército para“restablecer el artículo 5 de la Constitución”, que hace referencia a los derechos individuales de la población, como la libre circulación o la libertad religiosa.
De acuerdo al mandatario, las medidas adoptadas para frenar la propagación del coronavirus son contrarias a la Constitución, que garantiza las libertades de los ciudadanos. El Tribunal Supremo Federal respaldó, desde abril del año pasado, que los funcionarios de los gobiernos locales adopten medidas restrictivas durante la pandemia.

El pasado 12 de abril, Bolsonaro ya había hecho una referencia a lo que él llama “caos”. Sostuvo que «cada vez más la población se está quedando sin trabajo, ingresos y medios de subsistencia. El caos llama a la puerta de los brasileños. Pregunte qué podemos hacer cada uno por Brasil y su libertad y prepárate», había manifestado en sus redes sociales.

Este viernes, el mandatario dijo que, en caso de que se provoque el “caos” en el país por las medidas contra el COVID-19, tiene el plan de “cómo entrar al campo”.
“Estoy junto a los 23 ministros hablando de eso: ¿Qué hacer si se produce un caos generalizado en Brasil? Por el hambre, por la forma cobarde que algunos quieren imponer estas medidas restrictivas para que la gente se quede adentro (de sus casas). El caldo no se derramó el año pasado debido a la ayuda de emergencia”, manifestó.

Al respecto, agregó que su gobierno no podrá mantener la ayuda de 600 reales (casi 110 dólares), monto que se pagó hasta el año pasado, debido al creciente endeudamiento del sector público. Y reiteró que las medidas restrictivas violan el artículo 5 de la Constitución. “Esto ha perjudicado a la familia brasileña. Ha aumentado el número de suicidios y la desesperación”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *