Para Caracas, Colombia y EEUU quieren «balcanizar» Venezuela

El ministro de Defensa, general Vladimir Padrino denunció que «El Estado colombiano ha demostrado que no tienen interés en resolver esta problema que lleva más de 70 años ese pueblo sufriendo y Venezuela sufriendo el impacto de la guerra y todos los males que vive el vecino».

Venezuela declaró zona de seguridad tres municipios de la frontera, en el estado Apure, y acusó a Bogotá y Washington de querer “tercerizar el conflicto en la zona para balcanizar” al país, a dos semanas de que se registren combates en la zona limítrofe entre la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y grupos irregulares colombianos.

«El plan imperial es tercerizar el conflicto para balcanizar a Venezuela, incursionar a Venezuela, apoderarse de un espacio territorial para sus operaciones logísticas acompañados por la DEA, que es el mayor cartel de drogas del mundo, para causar desestabilización con esos grupos armados, desestabilizar la frontera y venirse al centro del país por el occidente», denunció el ministro de Defensa, general Vladimir Padrino.

Consideró que por eso «Colombia les dejó el territorio a estas bandas criminales», e insistió en la necesidad de fortalecer las operaciones de defensa y control de la frontera para evitar que estos planes se ejecuten.

Reseñó que se ordenó entonces “una zona de seguridad en los municipios Páez, Muñoz y Rómulo Gallegos, y que el Comando Estratégico Operacional diseñe y ejecute planes especiales de seguridad pública que harán frente a las acciones desestabilizadoras”.

En una suerte de balance de los enfrentamientos en la frontera, Padrino dijo que hubo al menos 17 muertos, entre ellos ocho militares venezolanos, y otras 31 personas heridas, resultado de la operación «Escudo Bolivariano 2021».

En una transmisión del canal estatal Venezolana de Televisión, Padrino explicó que las fuerzas de seguridad desplegadas en la zona, en conjunto con las autoridades locales y la población civil, se encargarán a partir de ahora de establecer rutas y horarios específicos del tránsito terrestre, aéreo y acuático.

Asimismo, indicó que se garantizarán los controles migratorios en municipios fronterizos con el uso de captahuellas, y se exigirá a los pobladores informar de cambio de domicilio, residencia y salida o entrada al país, según la agencia Sputnik.

«Nuestra FANB (fuerzas armadas) al frente seguirá enfrentando como se ha enfrentado a esta naturaleza de guerra tercerizada por Colombia, tercerizando subgrupos violentos armados que se han fragmentado en no sé cuántos etcéteras después de que rompieran los acuerdos de paz», prometió Padrino, en referencia al entendimiento Gobierno-FARC, que convirtió a la guerrilla en partido político pero dejó a un grupo disidente que sigue en combate.

Padrino indicó además que el narcotráfico «es lo que marca la pauta en Colombia» y su Ejecutivo no está interesado en la resolución de ese conflicto “porque les permite obtener ayuda de Estados Unidos”.

«El Estado colombiano ha demostrado que no tienen interés en resolver esta problema que lleva más de 70 años y ese pueblo sufriendo y Venezuela sufriendo el impacto de la guerra y todos los males que vive el vecino», se quejó, según la agencia DPA.

Sobre las medidas adoptadas en la zona, expresó: “Apure es nuestro, Apure es de Venezuela y no nos lo van a quitar».

Finalmente, lamentó que «estos grupos” irregulares presuntamente colombianos “ vienen a buscar oro, tierras raras, vienen a establecer bases logísticas para el narcotráfico, pero lo hacen descuartizando gente, sembrando terror”. “Son los males colombianos exportándose hacia Venezuela», fustigó.

Fuente: Télam

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *